18.6.16

HALLOWEN, POR MAS QUE LA ADORNEN; UNA CELEBRACIÓN SATÁNICA.


Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre. 

En gran parte, es una celebración secular, aunque algunos consideran que posee un transfondo religioso. 

Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840. 

La palabra Halloween (pronunciado [ˈha.lo.wiːn]) es una derivación de la expresión inglesa All Hallow's Eve (Víspera del Día de los Santos). 

Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. 

La fuerza expansiva de la cultura de EE. UU., permite que se haya popularizado también en otros países occidentales. 

El día se asocia a menudo,con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o'-lantern.
 
Las actividades típicas de Halloween, son el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y las películas de terror.

Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva de irlandés antiguo y significa fin del verano. 

Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. 

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. 

Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. 
Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. 

Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. 

En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro. 

El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. 

Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. 

Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera. 

Otra práctica común era la adivinación, que a menudo implicaba el consumo de alimentos y bebidas. 

Truco o trato Originalmente el Truco o Trato (en inglés "Trick-or-treat") era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. 

Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente "truco o trato". 

La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O'Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer "truco", que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. 

Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas, el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta). 

Realmente, aunque se ha generalizado la traducción "truco" en castellano por el inglés "trick" y "trato" literalmente por "treat", en el caso del "Trick-or-treating" no se trata de un truco propiamente dicho,sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo "dulce o susto". 

En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato", "dulce o truco" o "dulce o travesura" (proveniente de la expresión inglesa trick or treat). 

Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta. 

El recorrido infantil en busca de golosinas probablemente enlace con la tradición neerlandesa de la Fiesta de San Martín.

La Biblia dice en Deuteronimio 18:10-11, “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos”. 

UNA COSTUMBRE SATÁNICA.  En este mes de Octubre, en todo el territorio de los Estados Unidos, Europa y algunos países de Centro y Sur América, se llevan a cabo festejos o practicas sobre Halloween, o día de las brujas. 

 Practicas que no tienen nada que ver, ni con la cultura estadounidense, y mucho menos con nuestros países latinos. 

En todo el territorio estadounidense, la inmensa mayoría de las casas y todos los establecimientos comerciales como los malls, plazas principales, hoteles y zonas residenciales, son llenos de adornos decorativos relacionados con fantasmas, telarañas, calaveras y mascaras en referencias a demonios, y por supuesto no pueden faltar las famosas calabazas. 

En las escuelas públicas y aun escuelas privadas, y en algunos casos hasta iglesias evangélicas, obligan a los niños y jóvenes, a que se disfracen con atuendos relacionados al satanismo.