9.7.11

DEPRESIÓN, ANSIEDAD Y ESTRÉS.

TRAGEDIAS EMOCIONALES


Salud Mental (NIMH siglas en inglés). Cada año, el 9.5 por ciento de la población estadounidense (aproximadamente 18.8 millones de adultos americanos) padece de enfermedades depresivas.

Desgraciadamente, muchas personas no saben que la depresión es una enfermedad tratable.

Peor aun, la gran mayoría desconoce o niega que tenga conflictos emocionales NIMH dice que el trastorno depresivo es una enfermedad que afecta el organismo (cerebro), el ánimo, y la manera de pensar.

 Afecta la forma en que una persona come y duerme. Afecta cómo uno se valora a sí mismo (autoestima) y la forma en que uno piensa.

Un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza. No indica debilidad personal. No es una condición de la cual uno puede liberarse voluntariamente.

Tipos de depresión

Depresión severa -La depresión severa se manifiesta por una combinación de síntomas que interfieren con la capacidad para trabajar, estudiar, dormir, comer y disfrutar de actividades que antes eran placenteras. Un episodio de depresión muy incapacitante puede ocurrir sólo una vez en la vida, pero por lo general ocurre varias veces de la vida.

Distimia -La distimia, un tipo de depresión menos grave, incluye síntomas crónicos a largo plazo, que no incapacitan tanto, sin embargo impiden el buen funcionamiento y el bienestar de la persona.

Muchas personas con distimia también pueden padecer de episodios depresivos severos en algún momento de su vida.



Trastorno bipolar -
Otro tipo de depresión es el trastorno bipolar, llamado también enfermedad maníaco-depresiva.

No es tan frecuente como los otros trastornos depresivos.

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo: fases de ánimo elevado o eufórico (manía) y fases de ánimo bajo (depresión).

Los cambios de estado de ánimo pueden ser dramáticos y rápidos, pero más a menudo son graduales.

Cuando una persona está en la fase depresiva del ciclo, puede padecer de uno, de varios o de todos los síntomas del trastorno depresivo.

Cuando está en la fase maníaca, la persona puede estar hiperactiva, hablar excesivamente y tener una gran cantidad de energía.

La manía a menudo afecta la manera de pensar, el juicio y la manera de comportarse con relación a los otros. Puede llevar a que el paciente se meta en graves problemas y situaciones embarazosas.

Por ejemplo, en la fase maníaca la persona puede sentirse feliz o eufórica, tener proyectos grandiosos, tomar decisiones de negocios descabelladas, e involucrarse en aventuras o fantasías románticas.

Si la manía se deja sin tratar puede empeorar y convertirse en un estado sicótico (el paciente pierde temporalmente la razón).

Depresión pos parto - Las mujeres deben de estar alertas de cambios mentales que pueden ocurrir, durante el embarazo (Lea sobre "Embarazo Sano") y después del parto.

La Academia Americana del Médico Familiar reporta que los síntomas de lo que más comúnmente se le llama "baby blues" pueden comenzar de tres a cuatro días después del parto, y esto incluye cambios de temperamento, el llorar repentinamente y los problemas de concentración.

Estos síntomas desaparecen por lo regular diez días después del parto. Pero si se prolongan o se intensifican, se le llama depresión posparto y puede necesitar ayuda médica.

El Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH siglas en inglés) menciona que los estudios sugieren que las mujeres que experimentan con depresión mayor después del parto frecuentemente tuvieron anteriormente episodios depresivos aún cuando quizá no hayan sido diagnosticados y tratados.

Síntomas de depresión- Disminución de energía, fatiga, agotamiento, sensación de estar "en cámara lenta"dificultad en concentrarse, recordar y tomar decisiones, insomnio, despertarse más temprano o dormir más de la cuenta, pérdida de peso, apetito o ambos, o por el contrario comer demasiado y aumentar de peso, pensamientos de muerte o suicidio; intentos de suicidio, inquietud, irritabilidad, síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento médico, como dolores de cabeza, trastornos digestivos y otros dolores crónicos.

Causas de la depresión

Algunos tipos de depresión tienden a afectar miembros de la misma familia, lo cual sugeriría que se puede heredar una predisposición biológica. Esto parece darse en el caso del trastorno bipolar.

Los estudios de familias con miembros que padecen del trastorno bipolar en cada generación, han encontrado que aquellos que se enferman tienen una constitución genética algo diferente de quienes no se enferman.

Sin embargo, no todos los que tienen la predisposición genética para el trastorno bipolar lo padecen. Al parecer, hay otros factores adicionales que contribuyen a que se desencadene la enfermedad: posiblemente tensiones en la vida, problemas de familia, trabajo o estudio.

Las personas con poca autoestima se perciben a sí mismas y perciben al mundo en forma pesimista. Las personas con poca autoestima y que se abruman fácilmente por el estrés están predispuestas a la depresión. No se sabe con certeza si esto representa una predisposición psicológica o una etapa temprana de la enfermedad.

En los últimos años, la investigación científica ha demostrado que algunas enfermedades físicas pueden acarrear problemas mentales.

Enfermedades tales como los accidentes cerebro-vasculares, los ataques de corazón, el cáncer, la enfermedad de Parkinson y los trastornos hormonales, pueden llevar a una enfermedad depresiva. (Lea sobre "Apoplejía" "Ataque al Corazón" "Enfermedad de Parkinson")

La persona enferma y deprimida se siente apática y sin deseos de atender a sus propias necesidades físicas, lo cual prolonga el periodo de recuperación.

La pérdida de un ser querido, los problemas en una relación personal, los problemas económicos, o cualquier situación estresante en la vida (situaciones deseadas o no deseadas) también pueden precipitar un episodio depresivo.

Las causas de los trastornos depresivos generalmente incluyen una combinación de factores genéticos, psicológicos y ambientales.

Después del episodio inicial, otros episodios depresivos casi siempre son desencadenados por un estrés leve, e incluso pueden ocurrir sin que haya una situación de estrés.

Ansiedad.

Forma parte de una respuesta normal ante situaciones amenazantes. Sin embargo cuando la ansiedad se torna grave e interfiere con las actividades de la vida diaria como son las actividades sociales o laborales, ésta es patológica y requiere de manejo médico.

La ansiedad puede originar ataques agudos o tornarse crónica. Cuando funcionan los mecanismos de defensa, uno o varios de ellos los resultados son fobias, reacciones de conversión, estados disociativos, obsesiones y compulsiones.

SÍNTOMAS- Los principales síntomas de la ansiedad los podemos dividir en dos grandes grupos,

LOS PSICOLÓGICOS que se caracterizan por tensión, temores, dificultad de concentración y aprensión y

LOS SOMÁTICOS que están dados por taquicardia, hiperventilación, palpitaciones, temblor y sudación.

Es frecuente que dentro de esta sintomatología participen otros sistemas como el gastrointestinal.

También son comunes los trastornos del sueño y la fatiga.

Los trastornos simpaticomiméticos de ansiedad son una respuesta a un estado del S.N.C. y un refuerzo de mayor ansiedad.

Por lo que la ansiedad puede tornarse en autogeneradora, ya que los síntomas refuerzan la reacción, lo que origina una escalada.

TRASTORNOS DE ANSIEDAD GENERALIZADA:

Este trastorno es el más común de las manifestaciones de ansiedad. Sus manifestaciones aparecen de los 20 a 35 años y predomina en mujeres.

Los signos y síntomas más frecuentes son aprensión, preocupación, irritabilidad, hipervigilancia y molestias somáticas. Los síntomas son muy prolongados y persisten cuando menos por un mes.

El suicidio

Suele ser el desenlace de una lucha síquica interna.

Se encuentra entre las diez primeras causa de muerte: mas de 500.000 personas se suicidan en el mundo cada año.

El grupo de mas alto riesgo es el de los sujetos deprimidos: del 30 al 35% de los suicidas pertenecen a este grupo, y mas del 30% de los que han hallado la muerte por suicidio habían intentado antes, en una o varias ocasiones, quitarse la vida.

El riesgo de suicidio es mayor si además, el deprimido es una persona mayor, de sexo masculino y cuyas condiciones de vida lo llevan al aislamiento social.

Los suicidas suelen comunicar su intención antes de pasar a la acción; no obstante, el que hablen de ello no es garantía de que no lo realicen.



ALGO QUE ESTÁ MATANDO EN ESTA ÉPOCA
El estrés: es un trastorno biopsicosocial que afecta actualmente a la población mundial, la cual se encuentra inmersa en una sociedad globalizada que exige y demanda cada día individuos aptos y capacitados para enfrentar y resolver cada una de los problemas de índole laboral, social y emocional que se le presenten.

Las causas y efectos del estrés en el área laboral son variados, sin embargo lo importante es motivar y preparar a los miembros de las organizaciones laborales para afrontar con tenacidad y valentía los retos planteados a nivel laboral, sin descuidar su salud ocupacional para obtener excelentes resultados en el logro de metas que se propongan. 

El concepto de estrés fue introducido por primera vez en el ámbito de la salud en el año 1926 por Hans Selye, quién definió el estrés, como la respuesta general del organismo ante cualquier estimulo estresor o situación estresante. (SATSE, Evolución del concepto estrés.

VER VIDEOS





LEER AQUÍ  INTERESANTE TRABAJO SOBRE EL ESTRÉS LABORAL